jueves, 23 de febrero de 2012

Dzień dobry

Abro este post con la primera palabra que he aprendido en polaco, o al menos, la que llevo intentanto memorizar desde que puse un pie en Wroclaw. Significa buenos días, pero en realidad es el saludo más formal que se utiliza en Polonia a cualquier hora. Y no es que los polacos sean mucho de saludar, pues su semblante poco amigable va emparejado a su sobrio carácter.
Esta fue mi primera impresión al aterrizar: ambiente serio, sereno, gente con la que no puedo relacionarme porque, al contrario de lo que pensaba, la mayoría de los polacos no hablan inglés, carteles ilegibles, residencia cuasi tercermundista... un cúmulo de detalles que hacía de la primera impresión algo un tanto desagradable.
Sin embargo, en realidad, el lugar no importa tanto si te rodeas de buena gente, y en ese sentido he sido muy afortunada, por lo que ya lo veo todo de otro color.
A decir verdad, se trata de un país con una cultura muy diferente, la gente, el idioma, la estética....y aunque a priori no esperaba aprender polaco, veo que es necesario, pues no se puede conocer e integrarse verdaderamente en un país si no aprendes lo básico de su idioma, y ese se ha vuelto uno de mis objetivos de la erasmus.
Pero siempre hay excepciones y también hemos conocido a polacos que se están portando muy bien con nosotras. En general, son los jóvenes que han sido erasmus en España o en cualquier otro rincón del mundo, que se sienten identificados con nosotros, y se interesan porque no nos falte nada, nos sirven de traductores, nos enseñan las pautas de comportamiento básicas de este país... son ellos a los que estamos muy agradecidas mis compañeras y yo, pues nos están haciendo el proceso de adaptación mucho más llevadero.
En cuanto a moda se refiere, no tengo mucho que comentar por ahora, no he visto gente especialmente moderna, solo nos han comentado un detalle, que está de moda llevar colas de zorro colgando del bolso. Las hay de tamaños dispares, a mí me gustan las pequeñas :) No me importaría hacerme con una, pero mejor sintética que natural...

De este estilo :D

Por otra parte, sí es digno de destacar, la estética arquitectónica del centro de la ciudad, Rynek, pues son grandes edificios coloridos que contrastan con el ambiente gris de este país.







Para acabar, aquí dejo un par de fotitos de la primera reunión festiva en la residencia, el primer contacto con el mundo erasmus en Wroclaw, al más puro estilo polaco, cerveza autóctona y chupitazo de vodka... no penséis mal de nosotras, pero es lo que hace falta en estas frías tierras para entrar en calor :) 
En cuanto al outfit elegido fue muy vintage: jersey oversize de mi mamá, los vaqueros de talle alto los encontré en una caja de ropa que ronda los 20 años de edad, aprovechando que las temperaturas me lo permitían, me planté las medias de topitos negras del Pull & Bear y los zapatos de corte masculino del H&M de Milán. Espero que os gusten estas fotos divertidas con mis compis de residencia españolas, del principio de la noche... ;)




El fondo de las fotos es la habitación de Leticia y María, porque la mía estaba todavía en proceso de adaptación. Prometo fotos cuando esté perfectamente decorada al más estilo español ;)

Un fuerte beso para todos desde "Brosuuaaaaa" (pronunciación de Wroclaw en polaco) ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario